Los quereres de Divina...

Te quiero,
desde la confluencia de la necesidad y la libertad,
porque ya no me incomoda necesitarte, y tampoco me ata elegirte,
ni me causa dudas odiarte.

Te quiero,
desde la confluencia de la desidia y el aburrimiento,
desde el hartazgo y la templanza,
te quiero con condicionamientos y condimentos,
y también en el desnudo y la ausencia de deseos,
incluyendo todo aquello que da sabor al guiso.
Te quiero incluso cuando no me quieres,
y te quiero incluso cuando no te quiero.

Te quiero,
desde la vulgaridad y la exquisitez de mis pensamientos,
desde la mentira incómoda y la honestidad bruta de mi inconsciente estreaper,
desde los aprietes y las despresurizaciones del espacio-tiempo.

Te quiero,
desde la confunsión y desde la comprensión,
desde la decisión y desde la condición,
desde la eternidad y desde el instante.

Te quiero,
sin saber decantarme, sin capacidad de elegir,
sin opciones por delante...
pero, así es esta extraña vida, que nunca me sentí tan libre para amarte.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Macbeth (Evangelios Apócrifos de Divina Buenaventura Estupefacta)

Mirada Horizontal